Esguince o latigazo cervical

28 agosto, 2020

El latigazo cervical se produce por la  extensión y posterior  flexión con brusquedad del cuello, según la intensidad de este movimiento puede producir la lesión de diferentes  estructuras del cuello, músculos, discos, ligamentos, o vertebras. ¿Qué síntomas presenta y cómo podemos tratarlo?

El diagnóstico del latigazo cervical

La causa más frecuente del  latigazo cervical son los accidentes donde se produce una aceleración desaceleración brusca. Cuando recibimos un impacto inesperado por la parte trasera o lateral de vehículo,  la musculatura del cuello se encuentra relajada y no reacciona ante el impacto. La consecuencia es una hiperextensión seguida de hiperflexión inesperada del cuello, lo que produce una sobrecarga en las articulaciones  y musculatura del cuello.Llevar en cinturón de seguridad bien abrochado, el reposacabezas bien regulado, y tener una musculatura del cuello ejercitada ayuda a que el daño producido sea menor. De todas formas si sufrimos un latigazo cervical necesitará tratamiento según su gravedad.

La sintomatología del latigazo cervical


Los síntomas pueden variar según el tipo de accidente, la posición del cuello durante impacto y el tipo de impacto lateral o posterior. Según gravedad de los síntomas y las lesiones, se clasifica el grado del latigazo del 0 al IV.

En los casos más leves, el dolor cervical es el síntoma más frecuente, dolor localizado en las cervicales o que puede extenderse a zonas vecinas. Muchas veces el dolor va asociado a rigidez o contractura muscular que limita los movimientos del cuello y es muy molesta. Muchas veces la aparición del dolor y la contractura no es inmediata después del accidente sino que aparece des de 6h a las 72h posteriores.

También es frecuente que sufrir sensación de hormigueo o entumecimiento de las manos o los brazos incluso a veces debilidad de la musculatura. A menudo aparecen síntomas fuera de la localización cervical como dolor de cabeza, mareo, dolor en la mandíbula. Otras veces aunque es más raro síntomas como vértigo, dolor en otras zonas de la columna o acufenos (pitidos o ruidos en el oído). 

En los casos más graves también pueden verse afectadas estructuras más nobles, contusión cerebral o afectar a vasos sanguíneos o a la médula espinal llegando a sufrir  paraplejia o tetraplejia en los casos más graves.

Hay que tener en cuenta que tener un accidente no solo afecta al plano físico, al cuerpo o al cuello en este caso y puede comportar alteraciones o síntomas a otros niveles del organismo como en esfera mental o emocional, así manifestarse con ansiedad, irritabilidad, insomnio, o un cuadro estrés postraumático.  

Tratamiento del esguince cervical

Primero hay que hacer un buen diagnóstico con la exploración y las pruebas necesarias para descartar todas las lesiones potencialmente más graves que necesitan un tratamiento específico. Siempre que se pueda el tratamiento es conservador, principalmente mediante la inmovilización, rehabilitación, y la administración de medicamentos. A continuación, vemos las diferentes opciones existentes para la adecuada recuperación del dolor y de la movilidad.

  • Ortesis : los collares cervicales blandos reducen la movilidad cervical para aliviar el dolor. Se utilizan como máximo durante una semana, aunque su uso es controvertido en algunos casos ya que pueden ocasionar atrofia y retrasar la curación natural.
  • Tratamiento farmacológico: consiste en antiinflamatorios y relajantes musculares para reducir la inflamación y el dolor.
  • Ejercicios y estiramientos: la actividad física y los estiramientos intentan disminuir el dolor y la contractura y de esta forma aumentar la fuerza, la movilidad y la resistencia del los músculos del cuello. Es una forma de contrarrestar una posible atrofia.
  • Movilización manual: tracción y fisioterapia. Están destinados a mejorar la contractura y aumenta la movilidad y flexibilidad del cuello.
  • Otras terapias: que se utilizan terapias en servicios de rehabilitación como electro estimulación, microondas o ultrasonidos con objetivo analgésico.
  • Higiene postural: la mejora de la postura corporal nos ayudará a reducir la contractura en las cervicales para mejorar la recuperación tras la lesión evitar otros daños de cara al futuro.

El proceso de recuperación del latigazo cervical muchas veces es más lento del deseado, pero la mayoría de veces presenta un buen pronóstico y en unas semanas la intensidad y la frecuencia de los síntomas van mejorando, hasta volver por completo a la normalidad. Hay algunos casos en que hay lesiones más complejas en que la recuperación es más larga o incluso otros en que puede cronificar y presentan dolor u otros síntomas pasados los 12 meses del accidente.

No hay comentarios
-->