Falta de vitamina B: ¿qué síntomas provoca en el organismo?

12 febrero, 2021
vitamina b

La inestabilidad de las vitaminas del complejo B, que hace que se destruyan con facilidad al procesarlas o cocinarlas. También la capacidad limitada de nuestro organismo para almacenarlas, pueden llevar a una falta de vitamina B que acarree consecuencias sobre nuestra salud.

Introducción a las vitamina del grupo B

La tiamina (B1), la riboflavina (B2), la niacina (B3), el ácido pantetónico (B5), la piridoxina (B6), la biotina (B7), el ácido fólico (B9) y la cobalamina (B12) son las ocho vitaminas que forman parte de las vitaminas del complejo B. Este grupo de vitaminas hidrosolubles, que participan en muchas reacciones de nuestro organismo, y que están relacionadas con el metabolismo energético. También con el buen funcionamiento del sistema nervioso y con el aspecto saludable de piel, cabello y mucosas.

Veamos qué puede causar un déficit de cada una de estas vitaminas y cuáles son los efectos que esto puede ocasionar.

¿Cuándo puede haber un déficit de vitamina B1 y qué ocasiona?

La tiamina, necesaria para la conversión en energía de los hidratos de carbono y para que corazón, músculos y sistema nervioso funcionen correctamente. Esta vitamina, puede mostrarse deficitaria si se consume en poca cantidad o si aumentan sus requerimientos (ejercicio físico, fiebre, crecimiento, embarazo y lactancia). También si se elimina excesivamente (por ejemplo, por diarrea o fallo renal), si se sigue una dieta rica en factores antitiamina (p. ej., mucho pescado crudo). Además de cuando se da una combinación de varios de estos factores.

Es por estos motivos que la falta de vitamina B1 puede causar fatiga física y cognitiva (pérdida de concentración), debilidad, anorexia, cefalea. También inestabilidad emocional, irritabilidad, alteraciones del sueño, problemas intestinales (molestias abdominales o estreñimiento) e incluso dolor precordial. Además puede provocar, junto con otras deficiencias de vitaminas del complejo B, el síntoma del «pie ardiendo», sugestivo de neuropatía periférica. Así mismo, en los déficits graves, puede manifestarse en forma de enfermedad del beriberi, una patología que afecta principalmente a los sistemas nervioso (beriberi seco) y cardiovascular (beriberi húmedo).

¿Cuándo puede haber un déficit de vitamina B2 y qué ocasiona?

La riboflavina, que ayuda al desarrollo del embrión y participa en el crecimiento corporal y en la producción de glóbulos rojos. La vitamina b2 suele mostrase deficitaria, en combinación con otras vitaminas hidrosolubles, en casos de alcoholismo (poca ingesta, absorción disminuida y utilización inadecuada), tabaquismo crónico, anorexia, intolerancia a la lactosa y veganismo no compensado.

También el dolor de garganta, las lesiones en piel (dermatitis seborreica) y mucosas (inflamación de la mucosa oral y queilosis o queilitis angular —conocida popularmente como boquera—). Además, las manifestaciones oculares (enrojecimiento, lagrimeo, picor, visión borrosa y fotofobia) y la anemia normocítica normocrómica forman parte de la clínica propia del déficit de vitamina B2.

¿Cuándo puede haber un déficit de vitamina B3 y qué ocasiona?

La niacina, que participa en el buen funcionamiento de aparato digestivo, piel y sistema nervioso y es importante en la conversión de los alimentos en energía. Esta vitamina puede mostrarse deficitaria en caso de ingesta inadecuada, alcoholismo crónico, desnutrición caloricoproteica o malabsorción crónica.

La falta de vitamina B3, infrecuente porque el organismo puede sintetizarla a través del triptófano. Esta vitamina suele manifestarse sobre todo en la piel, el sistema digestivo y el sistema nervioso. La dermatitis, la diarrea y la demencia están presentes en la fase final de la deficiencia grave de niacina, conocida como pelagra.

¿Cuándo puede haber un déficit de vitamina B5 y qué ocasiona?

El ácido pantetónico es esencial para un crecimiento correcto y un adecuado metabolismo de proteínas, hidratos de carbono y grasas. El alcoholismo, los anticonceptivos orales, la ingesta inadecuada y los problemas de absorción son las causas principales de su déficit.

La falta de vitamina B5 ocasiona cansancio, tristeza e irritabilidad, así como insomnio, vómitos, dolor de estómago, entumecimientos y hormigueos en manos y pies e infecciones de las vías respiratorias altas.

¿Cuándo puede haber un déficit de vitamina B6 y qué ocasiona?

La piridoxina ayuda al sistema inmunitario a producir anticuerpos y participa del mantenimiento de una función neurológica normal, de la formación de glóbulos rojos y del metabolismo de las proteínas. La uremia (trastorno del funcionamiento renal en el que los desechos de la orina se acumulan en la sangre), el alcoholismo, la cirrosis. También los síndromes de malabsorción, el hipertiroidismo y la insuficiencia cardíaca congestiva. Estas patologias, así como determinados fármacos (isoniacida), pueden provocar un déficit de esta vitamina del complejo B.

El déficit de vitamina B6 provoca alteraciones dermatológicas parecidas a la seborrea. Pueden ir acompañadas de glositis y estomatitis, y trastornos neurológicos, en forma de convulsiones, déficits de neurotransmisores y síndrome del túnel carpiano.

¿Cuándo puede haber un déficit de vitamina B7 y qué ocasiona?

Alteraciones enzimáticas innatas en el metabolismo. También un consumo prolongado de clara de huevo cruda, una alimentación intravenosa sin biotina, las hepatopatías, los fármacos anticonvulsivos o el embarazo. Los factores mencionados pueden causar un déficit funcional de biotina, vitamina del complejo B esencial para el correcto crecimiento y necesaria en el metabolismo de proteínas, hidratos de carbono y grasas.

Manifestaciones en piel y faneras (pérdida de cabello y erupción rojiza y escamosa de ojos, nariz, boca y genitales). También síntomas neurológicos (depresión, entumecimiento y hormigueo de las extremidades, etc.) y alteraciones inmunitarias pueden indicar un déficit importante de vitamina B7.

¿Cuándo puede haber un déficit de vitamina B9 y qué ocasiona?

El ácido fólico, junto a la vitamina C y la vitamina B12, ayuda al organismo a utilizar y crear proteínas, participa en la formación de glóbulos rojos y de ADN. Es fundamental en el crecimiento de los tejidos y previene la aparición de ciertas malformaciones del sistema nervioso durante el embarazo, como la espina bífida. La malnutrición, la malabsorción, el aumento de requerimientos (embarazo y determinadas enfermedades) y el consumo de ciertos fármacos pueden causar un déficit de esta vitamina del complejo B.

La inflamación de la lengua (glositis), las úlceras mucosas, la diarrea, la anemia macrocítica. También la depresión, la apatía, la irritabilidad y la pérdida de memoria son, junto al retraso del crecimiento, las manifestaciones causadas por un déficit de vitamina B9.

¿Cuándo puede haber un déficit de vitamina B12 y qué ocasiona?

La cobalamina, imprescindible para la formación de glóbulos rojos, para el crecimiento y para la regeneración de los tejidos del organismo. Puede mostrarse deficitaria en caso de anemia perniciosa, malabsorción de vitamina B12 unida a alimento, gastritis atrófica o veganismo.

La anemia megaloblástica (anemia perniciosa), las parestesias (entumecimiento y hormigueo de brazos y piernas), la falta de coordinación y equilibrio. También la dificultad para respirar y los síntomas gastrointestinales (aftas, pérdida de apetito, diarrea o estreñimiento, etc.) pueden estar alertando de un déficit de vitamina B12.

Dra. Iolanda Miró i Vinaixa

No hay comentarios

Deja un comentario

Puedes consultar aquí nuestras Condiciones de Uso y Política de Privacidad