En el hogar

La salud de la espalda se basa en mantener una postura correcta y una buena mecánica corporal en cualquier actividad de nuestra vida cotidiana.

Reglas de oro

  1. Usar calzado cómodo y que se adapte bien al pie.
  2. Caminar con buena postura, apoyando todos los dedos del pie al dar cada paso.
  3. Evitar cualquier posición forzada.
  4. Mantener la cabeza erguida y el pecho alto.
  5. Mantener un buen equilibrio emocional.
EN LAS TAREAS DOMÉSTICAS
AL DORMIR Y DESPERTAR
EN EL OCIO Y RECREO